11 octubre, 2010

Manual de instrucciones


De pequeña solía rogarle a su madre que le contara alguna historia, y después de insistirle mucho, se quedaba tranquila escuchando el mismo cuento de todas las noches. Esa niña tiene hoy un hijo que no para de suplicarle. Al parecer, necesita un juego para un aparato electrónico del que ella no sabe ni para qué sirve ni cómo se enciende. Impotente ante los lamentos del niño, piensa que tendrá que sentarse a estudiar el uso de semejante artilugio, y lo más complicado, el funcionamiento de su hijo.
Texto: Belén Lorenzo