15 noviembre, 2010

Haber hecho


Debería haber hecho más de lo que hice, trasladando mi memoria a los peores momentos, si hubiese tenido el tiempo que tengo ahora, si hubiera entendido lo que entiendo ahora.
Noches templadas de recuerdos, momentos de añoranzas rotos por el sin sabor de poder, de haber podido.
La conciencia no queda tranquila, la mente a ratos descansa, el sentido de la culpa queda incrustado en las entrañas, con la esperanza de poder resarcir la ignorancia que alguien prendió en el alma sin quererla, sin buscarla.
Ahora que ya estaba acostumbrada a su presencia, se desprende, se condensa transformándose en un indeseado reflejo, dejándome la amargura de lo que pudo haber sido, de lo que pude haber hecho…