01 diciembre, 2010

Billy Bob Thornton



Billy Bob Thornton tuvo unos inicios bastante pésimos en el mundo de la literatura. Junto con su amigo Tom Epperson viajaron a Los Angeles en busca de fama. Intentaba vender sus escritos y tocaba de vez en cuando con su banda " Tres Hombres ". No ganaba ni un céntimo. Al parecer el hambre le produjo problemas en el corazón y tuvo que ingresar a un hospital del condado. Lo metieron en una habitación compartida con dos tipos mas; un mejicano enorme y un tipo con nariz de borracho. Billy era un tipo hablador, así que aprovechaba el tiempo contado historias, la mayor parte inventadas, pues le gustaba presumir de escritor. El mejicano, de rostro amable, escuchaba con atención, añadiendo comentarios y riendo a carcajadas cada vez que su interlocutor decía algo gracioso. El tipo de la nariz hinchada permanecía en silencio totalmente inexpresivo. Su rostro era de madera y su espíritu, si lo tenia, estaba en otra parte. Una noche, Billy despertó asustado en medio de un huracán de gritos. El tipo de la nariz gritaba, alguien quería clavarle una aguja... El mejicano se incorporó, también le sorprendió el ruido, a pesar de tener el cuerpo de un oso, en lo mas profundo de su corazón habitaba un pequeño mariachi con una guitarra de tres cuerdas. " ¡A mi nadie me perfora el cuerpo! ¡Sucios matasanos !" gritaba furioso el hombre... En un arrebato de furia, se levantó de la cama e intentó golpear a la enfermera. Aparecieron dos enfermeros
y lo inmovilizaron en cuestión de segundos, lo subieron a la cama, lo ataron y la enfermera le pudo inyectar lo que fuera que contuviera esa jeringuilla. Empezó a causarle efecto su contenido, al cabo de diez minutos era un tigre drogado con un camisón de hospital.
Al día siguiente, mientras este dormía, la enfermera les explicó que ese tipo era un escritor fracasado de Los Angeles. Había estado ingresado varias veces en el mismo hospital por problemas de alcoholismo, tenia el estomago hecho puré, además de tener el sistema nervioso totalmente destrozado. Se llama Charles Bukowski y años mas tarde seria reconocido como uno de los escritores mas originales del siglo veinte.
Pasaron los días y las historias de Billy comenzaron a interesar a Charles. Este, solo lo miraba mientras las palabras se transformaban en escenas visualizadas en la mente de cada uno de los oyentes. Sus historias eran diversas. Algunas hablaban de tipos descarriados que hacían autostop y hacían el amor con jovencitas en la parte trasera de un descapotable, otras de fiestas salvajes en el claro de un bosque... la mayoría eran graciosas, pero se notaba que no todas eran ciertas, tal cantidad de anécdotas solo le podían ocurrir al personaje de un libro de Kerouac, o al mismísimo Kerouac. Billy sabia contar historias pero a veces no sabia terminarlas, de ahí que nunca pudiera vender ninguno de sus cuentos.
Un día, Charles se ofreció a completar alguna de sus historias pero al hacerlo se dio cuenta de lo mal que resulta terminar lo que otro a empezado, era como compartir una chica con un amigo. Empezaba un relato de chicos jóvenes con vaqueros que se colaban en una fiesta y terminaba en una baño de alcohol y lágrimas. Charles tuvo una adolescencia solitaria y triste, Billy lo paso en grande. Una noche, mientras los Red Sox ganaban a los mismísimos Yankees de Nueva York, Billy le comento a Charles de escribir un libro de historias juntos. Unos cuatro o cinco cuentos cortos por persona e intentar publicarlos. Charles era demasiado orgulloso, se creía un genio y quería hacer las cosas el solo pero la idea no le pareció del todo mala. Al cabo de unas semanas les dieron el alta, primero al mejicano y en dos días a Charles... Billy salio la semana siguiente. Se reunían en casa del viejo poeta sin calcetines ( Bukowski ), allí tomaban cerveza hasta las tantas y hablaban so! bre libros, escritores y procuraban llevar adelante su proyecto. El mejicano solo apareció la primera noche con una guitarra vieja y casi no bebía, al cabo de dos horas, sin saber que decir, se marcho a su casa.
Billy y Charles comenzaron a hacerse amigos. Una noche apareció Billy con una chica, bebieron casi toda la noche, vaciaron la nevera de cervezas y Charles tuvo que coger el coche dos veces para ir a comprar mas. Durante el camino de vuelta de la licorería sonreía y estaba orgulloso de haber conocido a un chico tan agradable, se parecían en algunos aspectos a pesar de ser totalmente diferentes, quizá ese chico le traería mujeres algún día o le abriría alguna puerta que el no podía abrir. Al llegar a casa se los encontró haciendo el amor en uno de sus sofás. Charles se enfado. Se pelearon y Billy se fue a la cama con su chica y una ceja abierta.
Nunca mas volvieron a verse. Al cabo de diez años Charles publicaría su primera novela, " Hijo de Satanás " y Billy escribió su primera película " One false move ". Cada uno siguió su propio camino.

Una noche, Sean Penn estaba hablando con Bukowski en una fiesta. Era una noche de esas en las que surgen varios acontecimientos a la vez, una de esas noches en las que tienes que ir a dos fiestas. Sean se largo de allí a las dos de la madrugada. Llego a casa de Robert Redford a las tres menos cuarto. Por el camino un coche patrulla le pidió la documentación, Sean casi no había bebido y como buen actor sabia disimular, así que pudo seguir su camino sin ningún tipo de problema. En casa de Redford mantuvo una larga conversación en la cocina sobre la perpetua falta de neuronas en los guionistas de Hoollywood. Billy Bob asentía con la cabeza.