23 enero, 2011

El cortometraje más premiado de la historia... es español

Porque hay cosas que nunca se olvidan. Una tragicomedia de humor negro ambientada en los 40's en un pueblito de Italia.
En menos de trece minutos, Lucas Figueroa nos cuenta la historia de venganza de cuatros niños que juegan al fútbol en la calle y pierden su balón a manos de una vecina anciana y quisquillosa.


Un pueblo napolitano, un balón de fútbol y cinco niños. Estos son los ingredientes con los que el cortometrajista Lucas Figueroa crea un mundo visual en el que brilla con luz propia un impresionante despliegue de efectos digitales y la actuación de un futbolista de primer orden internacional: Fabio Cannavaro. Con 10.000 espectadores en salas y 2 millones de visitas en youtube.
Este corto ha sobrepasado todas las estadísticas a nivel mundial, acumulando en solo un año y medio casi 300 premios internacionales -más de un centenar de ellos en España-, con preselección en los Oscar de Hollywood y nominación a los Goya. Además, ha representado a España en más de 500 festivales internacionales.
Les pido especial atención a la banda sonora. A los escenarios seleccionados y sobre todo a los movimientos de cámara que te llevan desde la celda de una cárcel en tiempo actual, hasta un pueblo de Italia varias décadas atrás.