01 abril, 2011

Perifollo

Perifollo: Del diccionario de la RAE , 2005. Espasa Calpe.
pl. Adornos o complementos de alguna cosa, especialmente cuando son excesivos o de mal gusto: traje con muchos perifollos.

Queridísimo:
¿Recuerdas cuándo fue la primera vez que usaste el “palabro” en mi presencia? Estábamos llamando un taxi con el móvil delante de la marquesina del autobús que hay junto a la Catedral. Habías agotado tu hábil labia y todas tus dotes persuasivas para convencerme de que te acompañara sin que me sintiera obligada y sin tener que arriesgarte a un NO. Cuando ya me tenías convencida (o casi) surgió la dificultad de la ubicación. ¿Y si mientras tanto se arrepentía la dama? Era urgente explicar bien a dónde tenía que acudir el coche a buscarnos así es que no dudaste: “Señorita, estamos detrás de la Catedral, en el Perifollo ése del autobús”.
No sé cómo pude aguantar el ataque de risa-tierna que me entró para que no te sintieras molesto, pero me hizo tanta gracia que, dado lo especial del momento, se me ha  quedado grabado en el subconsciente amoroso como “fetiche verbal” de nuestro primer encuentro. O sea que, “perifollo mío”, (complemento de mi ser de muy buen gusto –se impone un pequeño cambio a la descripción académica y excluir toda alusión vulgar a la fonía del vocablo) queda consagrada la palabra como mágica -si estás de acuerdo- en este tejemaneje amoroso que nos tiene encandilados.
Besos emperifollados que haré efectivos próximamente (si Dios quiere y el tiempo no lo impide) de tu Á.