29 agosto, 2011

Ultílogo


Con sus últimas fuerzas escribiría aquel último ser, luego de haber visto todo lo que sus ojos podían ver, una frase de corta extensión para lo que fue una larga vida, pero no la vida de este ultimo ser, no, sino la larga vida de toda una especie que había habitado el lugar. Tres palabras, cada una más corta que la otra, fueron tomando forma sobre la arena, y sobre la arena también quedaban sus fuerzas. Al concluir, cayó suavemente, y de su boca un último suspiro brotó, borrando la frase.

Texto: Marian Alefes Silva