18 diciembre, 2011

Una mujer

Subió el volumen de la radio y resuelta se dirigió a la sala.
- ¡Animo Clara, noche de NAVIDAD!.
Al guardar los naipes vió el álbum de fotos, lo sacó del cajón.
- ¿Y ésta foto? ….el casamiento de Haydeé, estaba ella con el vestido verde, ¡ qué cintura por Dios....¿comería en esa época?.
- Es que ahora se me dio por el pan¡, ¿ ésta quien es?.......la pobre Peti y Gerardo.. ...que apuesto¡.
- Bueno, mal no me fué con Gerardo, ¡¡¡mis hijos¡¡¡... Cristina ya casada, Gustavo terminando la Universidad. y Gerardo siempre viajando, yo en casa recibiendo postales¡¡ -¿Dónde estaban?.
Sacó el cajón - Uh¡.qué pesado¡.
Se llevó la mano al pecho, respiró hondo, cerró los ojos y se palpó el seno -durezas no tengo. Peti tampoco sin embargo...
Urgó entre las fotos
sueltas ansiando cambiar sus pensamientos.
Miró a su alrededor, una casa ( ¿ o una jaula? ) hermosa. Sus ojos se llenaron de lágrimas ardientes.
-Levantó el cajón, lo elevó con los dos brazos para calzarlo bien, le faltó el aire. Su cuerpo cayó pesadamente. En la radio Manuel Serrat cantaba : “ hoy puede ser un gran día y mañana también.....”

**************
Tenían que comprenderlo, hablaría con Gustavo y Cristina.
Todo parecía lejano. ¡Fué tan repentino¡ tanta gente estrechando su mano, abrazándolo con actitud doliente
Necesitaba vacaciones. Mónica era una apasionada por el mar. Todo en ella era apasionado, hasta sus exigencias, quería y tomaba. Así lo había tomado a él.
Texto: Rosa Spindler
Más relatos de Navidad aquí