15 agosto, 2012

Celuloide

Saliendo del cine la abordaste. Era bellísima pero fría y distante, puro celuloide. Te diste cuenta que se había escapado de la película demasiado tarde, cuando ya te había robado por completo el corazón.

Texto: Carlos Enrique Cabrera