01 enero, 2013

Alimentándote


Pedacitos de comida se acomodan nerviosos entre mis dientes. Apareces tú, caliente. Hambriento de lengua y saliva te lanzas a mi boca. Migas de pan recibes como respuesta, pero eres como los pájaros, libre. Y quedas saciado de mí.

Texto: Beatriz CE