22 febrero, 2013

¿A qué hueles hoy?


Acerco la nariz a tu boca y el perfume del Rouge 56, con el que la coloreas, recuerda el olor de las ciruelas. Te doy un mordisquito en el labio y dibujas una sonrisa. Paseo mi lengua por tus dientes para encontrar tu lengua, húmeda, caliente, sabrosa. Te picoteo con pequeños besos mientras me lanzo por el tobogán de tus pechos y aterrizo con suavidad sobre el vello aterciopelado que te cubre el vientre y juego a dibujarte la circunferencia del ombligo e inspiro su olor a miga de pan. Desciendo por los muslos atléticos hasta llegar a unos pies que huelen al cuero de esos zapatos de salón que tanto me excitan. Contengo las ganas de comerme cada uno de sus dedos y me contento con chuparlos despacito, uno a uno. Un fuerte olor a aceitunas me guía hacia el clítoris pequeño, salado, que escondes entre las piernas y que descubres para que lo acaricie, lo lama, hasta que, de todos tus poros, emane el aroma intenso, ácido, de tu orgasmo.
Texto: Ana Crespo Tudela
Narración: La Voz Silenciosa