12 agosto, 2013

Los libros terminarán siendo gratis

Esta foto ha generado muchos comentarios y artículos
El Editorial del domingo. 
Hace aproximadamente cuatro años pronostiqué que se abría una nueva vía para la piratería. A la existente de la música y cine dije que se le sumaría la de los libros. Desde el nacimiento del libro digital son ya decenas las páginas en internet en la que puedes descargar de forma gratuita cualquier libro. No pondré ejemplos para no contribuir más al saqueo a editoriales, escritores, imprentas, librerías, diseñadores, maquetadores, etc.

¿Diez años atrás quién iba a pensar que hoy todos los periódicos serían gratis? 

Pero es un hecho. Es indiscutible. Cualquier periódico en el mundo tiene una edición digital en internet gratis y a lo que más pueden aspirar, y casi sin éxito, es a tener un contenido “premium” de las noticias en forma de pago. Pero da igual. Si un medio no las tiene en abierto, seleccionas otro de los infinitos que existen. Y la pregunta que debemos hacernos es ¿cuándo fui al kiosco a comprar el último periódico? Lo que hace bien poco era algo lógico como pagar por un periódico, por una película o por la música, ahora ya no lo resulta tanto. Apenas pagamos por nada. Y en breve pasará con los libros.

Un modelo que no valora la creación.

Los tabloides están haciendo malabares para mantener sus cabecera abiertas. Viven con la esperanza de permanecer con vida un día más, creyendo que la situación en el futuro cambiará. El cine tampoco vive mejor momento y así se juntan dos moribundos,
periódicos y productores cinematográficos en un intento de salvar sus muebles. “Si me compras el periódico te regalo una película”, que viene a ser lo mismo que “si te interesa mi película te regalo el periódico”. Pero pasa lo mismo con la música, ¿cuántos Cd´s tienes gracias a comprar un periódico? Y ha pasado también en gran manera con la literatura, libros de cocina, etc. Particularmente tengo colecciones que van de los clásicos españoles a las mejores 100 novelas negras de la literatura.

¿El futuro será mejor para los creadores?

Francamente No. Cuando se abre una puerta es complicado volver hacia atrás. En este momento la creación y el trabajo de los creadores se comercializa a granel. Nacen plataformas de tarifa plana como setas, en un formato de negocio de “lee todo lo que quieras por 9.50 al mes”, “Escucha música sin límites las 24 horas por solo 7.50 € al mes”, “Visiona todas las películas que quieras por 8.50 € al mes”. Así será complicado.
  • Plataformas digitales musicales como Spotify, Deezer y como siempre Google con Google Play , que no deja nicho de negocio en pie, ofrecen música infinita por una ridícula tarifa plana. ¿Quién va a comprar un Cd?
  • Plataformas de cine OnLine también utilizan la misma fórmula de tarifa plana, como la española Waki. ¿Para qué gastar dinero en el cine?
  • Y ahora llegan las plataformas de lectura de tarifa plana, como Booquo entre otras, que te ofrecen un servicio “premium” en el que te dan la opción de leer lo que quieras por un pequeño importe al mes. ¿Para qué comprar un libro si con el mismo importe lees infinitos?

Apunta la fecha en la que leíste este editorial, pues en un futuro muy cercano los libros se regalarán de forma generalizada. Con algunos ya sucede.

Te emplazo para el próximo domingo, en el que compartiré pistas de como se editarán próximamente los libros para que puedan llegar al lector de forma gratuita y que el escritor, solo los privilegiados, puedan tener alguna remuneración por su trabajo, o simplemente pagar la edición.

Te pido, como siempre, que compartas este artículo para generar debate. Gracias.

Artículo: Francisco Concepción