18 septiembre, 2013

¿Dónde ponemos el acento?

Manual de escritura
Para aplicar las vigentes reglas de acentuación es preciso saber si dichas vocales se articulan dentro de la misma sílaba, como diptongos o triptongos (vais, o.pioi.de), o en sílabas distintas, como hiatos (lí.ne.a, ta.o.ís.ta).

Se consideran siempre diptongos las combinaciones:
  • Vocal abierta (/a/, /e/, /o/) seguida o precedida de vocal cerrada átona (/i/, /u/): estabais, confiar, diario, afeitar, viento, pie, doy, guion, aunar, acuario, actuado, reunir, sueño, estadounidense, antiguo.
  • Dos vocales cerradas distintas (/i/, /u/): triunfo, incluido, diurno, huir, viuda, ruido.
Se consideran siempre triptongos las secuencias constituidas por una vocal abierta entre dos vocales cerradas átonas: confiáis, actuáis, puntuéis, guau.

Como consecuencia de la aplicación de estas convenciones, un grupo limitado de palabras
que tradicionalmente se habían escrito con tilde por resultar bisílabas (además de ser agudas terminadas en -n, -s o vocal) en la pronunciación de buena parte de los hispanohablantes, pasan a considerarse monosílabas a efectos de acentuación gráfica,  y a escribirse sin tilde, ya que los monosílabos no se acentúan gráficamente, salvo los que llevan tilde diacrítica.

Las palabras afectadas por este cambio son formas verbales como crie, crio (pron. [krié], [krió]), criais, crieis y las de voseo crias, cria (pron. [kriás], [kriá]), de criar; fie, fio (pron. [fié], [fió]), fiais, fieis y las de voseo fias, fia (pron. [fiás], [fiá]), de fiar; flui, fluis (de fluir); frio (pron. [frió]), friais, de freír; frui, fruis (de fruir); guie, guio (pron. [gié], [gió]), guiais, guieis y las de voseo guias, guia (pron. [giás], [giá]), de guiar; hui, huis (de huir); lie, lio (pron. [lié], [lió]), liais, lieis y las de voseo lias, lia (pron. [liás], [liá]), de liar; pie, pio (pron. [pié], [pió]), piais, pieis y las de voseo pias, pia (pron. [piás], [piá]), de piar; rio (pron. [rió]), riais, de reír; sustantivos como guion, ion, muon, pion, prion, ruan y truhan; y ciertos nombres propios, como Ruan y Sion.

A partir de la edición de 2010 se suprime la opción de escribir estas palabras con o sin acento, que quiebra el principio de unidad ortográfica, de modo que las palabras que pasan a considerarse monosílabas por contener este tipo de diptongos o triptongos ortográficos deben escribirse ahora obligatoriamente sin tilde.

Extraído de las F.A.Q. de la R.A.E.

Coordina: Ana Joyanes.

6 comentarios:

  1. ¿Si es que en ocasiones te planetas para que uno estudió? Si lo que estudiaste ya no sirve y cambia habitualmente. Me pasó con la geografía. Ahora con las disgregaciones de la URSS, Yugolslavia y toda la zona de los Balcanes, soy un verdadero analfabeto. Cuando antes presumía de conocimientos geográficos.

    Empiezo a plantearme si asumir estos cambios, o esperar a los próximos.

    Aunque pienso que estas nuevas normas ayudan a disimular un poco las faltas de ortografía y facilitar la escritura. Es decir, es más acertado no colocar las tildes, que colocarlas de forma errónea. Por Dios¡¡¡¡ ya me empiezo a plantear si erróneo lleva acento.

    ResponderEliminar
  2. Lo lleva, FranCo, lo lleva..., je, je...
    Yo con los acentos me vuelvo loca, ya me volvía de pequeña, en que convertía todas las palábras en esdrújulas, imagínate ahora.
    Por eso intento tener a mano el "chuletario", que si no es imposible.

    ResponderEliminar
  3. Me parece arbitrario el reciente cambio de normas ¿a cuento de qué? Hemos aprendido la lengua española con no poco esfuerzo y de pronto...
    En fin, Ana, que eres una joya, ya lo sabes, gracias por el chuletario que algún día tendré que poner en práctica.
    Besos, esféricos!

    ResponderEliminar
  4. Creo que en este asunto la RAE se lo tendría que hacer mirar. Y que conste que mis palabras no son especialmente valientes. Voces ha habido -como la de Javier Marías- contra esta modificación que lejos de ser brillante o necesaria -como otras han sido-, empujan a la confusión error.
    La aplicación sin excepciones de las reglas por las que se tildan o no las palabras, -aquí- en muchos casos va en contra de la claridad. Hay más riesgo de confusiones que de otra cosa. Sí, vale, el contexto y todo éso. Pero, "él crió", no es lo mismo que "el crío". O río no es lo mismo que rió. Y seré condenado por los señores académicos (no por todos que conste, pues quejas públicas ha habido sobre el asunto). Pero en este caso parece que vencieron los preceptisas y respetuosos de la norma, frente a los que creemos que el lenguaje es una criatura viva, con más excepciones que reglas.
    Quizá quienes nos manejemos un poco en verso -aunque sea de aquella manera- somos más sensibles a determinados asuntos que tienen que ver con la dicción.
    He leído, también, artículo de quienes razonaban su postura ante estas medidas, y sus argumentos aunque no exentos de lógica gramatical, no me convencen.
    Y, sinceramente, no sé si decir Amén, en todo caso, mal que me pese. Supongo que este tipo de aplicación normativa al final se impondrá, pero me parece tan penoso el modo de quitar aliento al idioma, de vaciar sus matices, en fin, y como ocurre tantas veces con cualquier globalización, empobrecernos a todos.
    "El abuelo, a pesar de estar solo, se rió, porque el rumor del río sólo le trajo recuerdos de su niñez..."
    Y no sigo, que me enciendo.

    ResponderEliminar
  5. Dácil Martín19/9/13 0:24

    Yo me lío, perdón, lio.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ana. Pero a mí me parece muy muy complicado por no conocer algunos términos que aprendistéis en el cole. Acabo de darme cuenta que hace falta el acento en término; el de aprendisteís creo que será mejor en la í. Pues, me cuesta mucho trabajo escribir sin faltas, con la ayuda de un corrector, de un diccionario (o dos) más una gramática. Y aun (aún?) así...

    ResponderEliminar

Gracias por contribuir con tus comentarios y tu punto de vista.

Los componentes de La Esfera te saludan y esperan verte a menudo por aquí.

Ésta es tu casa.