06 noviembre, 2013

Andamana, la reina mala, de Marcos Alonso (Crítica)

Andamana, la reina mala.
Autor: Marcos Alonso.
Pág.: 257.
ISBN: 8-84-686-3116-5


Andamana no era una reina mala, todo lo contrario: en la mitología popular canaria figura en lo más alto del Olimpo de los héroes de sus antiguos moradores.

Sin embargo, Marcos Alonso se atreve a presentarnos una Andamana nueva, poderosa, exigente, ambigua, una verdadera reina que solo podría surgir de una mente original como la suya.

En Andamana, la reina mala, Marcos Alonso crea un universo en el que se mueven personajes cuyos nombres resuenan con ecos clásicos, aunque sus acciones podrían ser las de cualquier ciudadano del siglo XXI.

O, tal vez, no. Las acciones, las pulsiones, los sentimientos, las intrigas, el amor, la codicia, el poder, el valor, son intemporales y en Andamana, la reina mala esta intemporalidad se hace patente de un modo a veces doloroso.

El tiempo se funde. Futuro, pasado y presente aparecen sin solución de continuidad, igual que los escenarios en que se desarrolla la historia. Los valles de Gran Canaria se

encuentran enmarcados por las cordilleras de Tenerife, el Garoé convive con las retamas. Las costas muestran la bravura de las orillas rocosas de las islas occidentales y los paisajes ideales de la Isla de San Borondón parecen colarse en el relato con la naturalidad de una geografía conocida.

En Andamana, la reina mala los sucesos del pasado de Canarias cobran vida y son revisados a la luz de la más reconocible actualidad, y Marcos nos reta de forma tácita a identificarlos y a reflexionar sobre su vigencia.

Estas historias vuelven a latir de la mano de la guayresa Andamana, una mujer oscura como el antifaz de piel que oculta en parte su cara, cuyo motor son el ansia de poder y los deseos de venganza. Andamana hará lo que sea preciso para conseguir sus objetivos y ni la atracción que siente por Gumidafe o el amor de sus hijos serán un obstáculo para alcanzar sus metas.

La guayresa posee las cualidades de algunos dirigentes contemporáneos, para bien y para mal. Y es que, al fin y al cabo, Andamana, la reina mala nace con la voluntad de ser una crítica a la sociedad en la que estamos inmersos.

Tal vez crean que he desvelado demasiados detalles de la historia de Andamana pero les aseguro que Marcos Alonso conseguirá sorprenderles una y otra vez con esta novela de ritmo ágil e insospechados quiebros del hilo argumental.

Nada está escrito algo azar, todas y cada una de las escenas están medidas y encajan a la perfección en un inolvidable puzzle que engancha, sorprende y emociona.

Reseña: Ana Joyanes