26 diciembre, 2009

Bebo todo aquello que encuentro



Soy un alcohólico cultural. Bebo todo aquello que encuentro. Bebo hasta cineB. Estoy resacoso de las mezclas. Intoxicado de tanto beber. No lo puedo dejar, tampoco quiero, ni lo intento.


A veces bebo cultura de garrafón y el dolor de cabeza me posee. Tantos tipos, marcas, tantas ofertas te vencen. Sólo yo soy el culpable, no soy fiel a ninguna bebida cultural.

La literatura es vino. 
La pintura el ron y el whiskie.
La poesía el coñac. Fuerte, emanante de aromas, te quema o te empalaga.
El cine champang. Espumoso, directo, fácil. 
Teatro los licores. Sabrosos y no a diario.
La arquitectura como los cócteles… combinados perfectos, pura Alquimia. 
La música es la cerveza y existe la negra (la clásica), la rubia (el pop)…
Los grafitties en paredes, drogas de diseño. Peligrosas e invasivas
Camino en un mundo de borrachos y no me relaciono con ellos. Solo con su creación. Apestados sociales. Soy un alcohólico cultural.