18 junio, 2010

Plebeyos, os lo deseo de todo corazón




¡Buenas noches! Mis primeras palabras en esta Nochebuena y en esta crisis me salen del corazón para expresar mi afecto y mi mayor felicitación a todos los españoles. Quiero compartir con vosotros ideas y sentimientos sobre España, sobre nuestro presente y nuestro futuro…
La grave crisis económica ha llevado a que el desempleo sea la principal preocupación de las familias españolas. Afecta a varios millones de personas. Sabemos cuál es el camino a seguir. Los tiempos actuales nos reclaman tesón, fortaleza y recortes en todos los ámbitos…

Y el país reaccionó y como sastre de corte preciso mutiló minutos a sus llamadas telefónicas, se fileteó menos solomillo, un tajo recibieron las nóminas, se recortó salarios a los funcionarios, asombrosamente algunos alcaldes se seccionaron también un pedazo de su sueldo… Era el pueblo.

"Espero que estén vivos el año que viene, que yo seguiré con mis 8,90 millones de euros, para volverles a felicitar. ¡Plebeyos, os lo deseo de todo corazón! Pero a mí que no me toquen el bolsillo."